como hacer ramen casero

Ramen casero: aprende a hacer esta sopa japonesa

¿Eres amante de la comida japonesa? ¿Te gustaría aprender a preparar tu propio ramen casero? Esta famosa sopa japonesa es conocida nivel internacional por ser un platillo exquisito, único y altamente nutritivo. Además, contrario a lo que muchos creen, se trata de una receta bastante fácil de preparar. 

Ya sea que quieras sorprender a tus invitados, disfrutar de un plato japonés diferente o simplemente preparar una receta con alto contenido nutritivo, el ramen en es tu mejor alternativa. En este artículo te vamos a enseñar paso a paso cómo puedes elaborar tu propio ramen en casa. Sigue leyendo y conoce más al respecto. 

Información sobre esta sopa japonesa 

Aunque pueda parecer sorprendente para muchos, los orígenes del ramen no son japoneses. En realidad, se trata de una sopa de origen chino con sabor unami, la cual traspasó fronteras para posteriormente ser adaptada y perfeccionada en Japón. 

El ramen es una sopa cuyo caldo destaca por poseer un sabor intenso y único. En sí, el caldo es elaborado utilizando carne, y a él se le añaden otros ingredientes como alga kobu, lomo de cerdo, huevos, brotes de soja, cebollín, etc. Realmente, se le pueden agregar una gran variedad de elementos a esta sopa. 

Si quieres preparar un ramen casero que deje a tus invitados con ganas de comer más, debes prestar mucha atención a la elaboración del caldo. Allí radica el secreto del plato. Es fundamental que logres obtener un caldo intenso y con sabor unami. No te preocupes, esto no es tan difícil, siempre que cuentes con los ingredientes necesarios. 

Para obtener el sabor característico del caldo del ramen, lo más habitual es utilizar huesos de carne o de pollo. Al ser cocinados, estos elementos desprenden una grasa particular, llenando el caldo de un sabor inconfundible. Sumando a eso, si agregas un poco de pasta de miso, el resultado final será más que sorprendente. 

No cabe duda de que preparar ramen casero requiere de mucho tiempo, y cada chef siempre tendrá su propio estilo particular. Lo importante es que logres adaptar esta receta a tus propios gustos. ¡Manos a la obra! 

Ingredientes para preparar ramen casero 

Antes de pasar a la elaboración de esta famosa sopa japonesa, necesitas conocer cuáles son los ingredientes que debes adquirir. Algunos de estos elementos los puedes comprar en cualquier supermercado, mientras que otros estarán disponibles en la tienda japonesa de tu preferencia. 

 Para preparar este ramen necesitas: 

  •  Huesos de carne de ternera. 
  • 1,5 kilogramos de pollo en presas. 
  • 30 gramos de escamas de atún katsuobushi o de atún seco,  
  • Cebollín chino al gusto. 
  • 150 gramos de setas shitake. 
  • 1 cucharadita de semillas de cilantro. 
  • 4 zanahorias. 
  • 20 gramos de alga kobu. 
  • 1 cucharadita de granos de pimienta negra molidos.
  • 100 mililitros de salsa de pescado thailsndesa.
  • 100 mililitros de morón.
  • 100 mililitros de salsa soja. 
  • 100 mililitros de sake. 
  • Sal al gusto. 

 Puedes acompañar esta sopa con diversos elementos. Sin embargo, lo más común es hacerlo con: 

 6 rodajas de lomo cerdo fresco. 

  • 300 gramos de fideos para ramen. 
  • Cebollín chino. 
  • 6 huevos. 

Cómo hacer ramen casero 

Paso 1

Agrega aproximadamente 2 litros de agua en una cazuela. Ponla a calentar y, cuando alcance una temperatura de 65°C, añade los 20 gramos de alga kombu. Mantén cocinando el alga durante unos 30 minutos. Transcurrido este tiempo, quita la mitad del agua y reservarla en un recipiente. Luego, vuelve a calentar la cazuela en el fuego (la cual está vez tiene 1 litro de agua), pero aumenta la temperatura a unos 85°C.

Paso 2

En este punto de la preparación del ramen casero deberás agregar el polvito de atún seco (o, en su defecto, las escamas de atún seco). A continuación, deja que se siga cocinando por 5 minutos más a 85°C. Pasado este tiempo, retira la cazuela y reserva tu caldo de katsoubushi.

Paso 3

¿Recuerdas el agua de alga que habías reservado? Es tiempo de sacarla y ponerla en otra cazuela al fuego, a una temperatura de 40°C. Agrega las setas de shitake, las cuales deben estar previamente limpias. Cocínalas a 40°C durante 30 minutos, y luego retíralas del fuego.

Paso 4

Añade el caldo de las setas en una olla express, junto con el caldo de algas y atún seco que habías cocinado previamente (el cual deberás colar para desechar las algas kombu), los huesos de carne, el pollo, el cebollín chino, la pimienta, las zanahorias y todo el resto de ingredientes del ramen casero. Es importante que agregues el pollo con todo y su piel, ya que esta le aportará un sabor especial al caldo. No te preocupes, cuando lo hayas cocinado podrás desgrasarlo sin ningún problema.

Paso 5

Cierra la olla y ponla en el fuego. A continuación, deja que tu ramen casero se cocine durante al menos 2 horas. Cuando pase este tiempo, espera a que se enfríe y guárdalo en el frigorífico, de un día para otro. De esta forma la grasa de la carne y del pollo subirá a la superficie y se solidificará, lo que te permitirá quitarla con facilidad. 

 Presentación final de tu sopa japonesa 

¿Alguna vez has escuchado el famoso refrán que dice “muchos comen con los ojos y luego con la boca“? Esto es particularmente cierto con el ramen. Por eso, su presentación es más que importante. Para ello, sigue los siguientes pasos: 

  1. El ramen es un plato que debe servirse caliente. Por eso, una vez que le hayas quitado la grasa, deberás calentarlo. Mientras calientas este caldo, ve preparando los ingredientes del acompañamiento.
  2. Cocina los huevos en una olla con agua caliente durante 5-6 minutos. La yema no debe quedar tan dura. Pasado este tiempo, enfría los huevos con agua fría, ya que de esta forma detendrás la cocción. Luego, pélalos y mételos en salsa de soja mientras terminas de preparar el resto de ingredientes.
  3. A continuación, corta el cebollín en rodajas muy finas y resérvalo. Luego, cocina y reserva los fideos de ramen, siempre de acuerdo a las instrucciones indicadas por el fabricante. Finalmente, fríe ligeramente la carne de lomo de cerdo.
  4. Para presentar el plato del ramen casero, coloca el ramen muy caliente en el plato que hayas escogido. A continuación, agrega el resto de los ingredientes del acompañamiento. Puedes partir los huevos por la mitad, agregar los fideos, un poco de lomo de cerdo y finalmente espolvorea el cebollín.
  5. ¡Disfruta tu plato de ramen casero! 

 No dejes de intentar preparar esta exquisita receta de sopa japonesa. Quedarás más que fascinado, ya que el resultado final es una mezcla intensa de aromas y sabores que sin duda alguna cautivarán a tu paladar. 

 En caso de que no quieras cocinar, también tienes la opción de pedir tu comida japonesa a domicilio. Solo tienes que llamarnos y con gusto te llevaremos tu comida a donde sea que te encuentres.