Makitake desarrolla una nueva fórmula de expansión: el cobranding

Makitake, la firma especializada en comida japonesa, acaba de desarrollar una nueva fórmula de expansión para la cadena: el cobranding.

La compañía ha detectado que hay una gran oportunidad de crecimiento a través de este modelo de asociación empresarial que permite a dos marcas con una actividad complementaria establecer una relación empresarial con el objetivo de potenciar el valor y la rentabilidad en beneficio de ambas.

En el caso de Makitake el cobranding consistirá en la implantación de barras en establecimientos relacionados principalmente con la hostelería tales como hoteles, restaurantes y bares de copas.

Desde estas barras la firma distribuirá sus principales productos aportando un valor añadido a los clientes del establecimiento que además de la propuesta habitual podrá ofrecer la mejor selección de nigiris, futomaki, temaki, shasimi y su gran variedad de makis, entre otros productos de la firma.

Todos ellos proceden de materia prima de primer nivel y elaborados de manera 100% artesanal para mantener la esencia de la cocina nipona. Al mismo tiempo, se caracteriza por la rapidez de su servicio, un valor que ha establecido para dar respuesta a las tendencias urbanas del momento.

La primera de estas barras se inaugura hoy mismo en Madrid en el establecimiento Quinta Avenida ubicado en la Avenida Monasterio de Silos, nº 25 de la capital.

Además de este modelo de barra, Makitake también apuesta por la instalación de corners como el que ya tiene operativo en la estación de Atocha de Madrid y tan buenos resultados está aportando a la compañía.

La enseña, que acaba de abrir con gran éxito su primer restaurante en Puerto Banús, cuenta con dos tiendas operativas en la capital, en los emblemáticos barrios de Chueca y Huertas, además del corner en la estación de Atocha.

Para el presente ejercicio la enseña espera incrementar su presencia a nivel nacional, gracias al plan de expansión que ha establecido y mediante el que pretende abrir nuevas tiendas en las principales capitales de provincia.

La inversión necesaria para poner en funcionamiento un establecimiento Makitake es de unos 50.000 euros aproximadamente. El nuevo formato de barra se podrá instalar a partir de 12.000 euros.