Salsa yakisoba | Aprende a prepararla en casa

La salsa yakisoba es comúnmente utilizada para condimentar platos populares de Japón y aunque en algunas tiendas puedes encontrarla, hoy vamos a mostrarte cómo preparar salsa yakisoba casera de una forma sencilla y usando ingredientes que encontrarás en cualquier supermercado convencional.

¿Cómo se hace la salsa yakisoba?

Hacer salsa yakisoba en casa te ayuda a aportar a tus platos el sabor característico de la gastronomía japonesa. Los rollitos de primavera, los arroces, los noodles fritos y el típico wok de verduras son algunos ejemplos que ligan a la perfección con esta peculiar salsa.

Ingredientes de la salsa yakisoba

  • 1 cucharada de salsa de soja.
  • 1 cucharada de salsa de ostras.
  • 1 cucharada de salsa perrins (worcestershire).
  • 1 cucharada de ketchup.
  • 2 cucharaditas de azúcar moreno.
  • 1 cucharadita de vinagre de arroz.
  • 1/2 cucharadita de jengibre en polvo.

Elaboración de la salsa yakisoba

  1. Coloca todos los ingredientes excepto el azúcar en un bol o recipiente. Remueve la mezcla ligeramente y calienta al baño maría. Cuando la salsa esté templada, aparta del fuego. También puedes templar la mezcla al microondas en el modo descongelar.
  2. A continuación agrega el azúcar moreno y remueve hasta que quede completamente disuelta. Para entonces, los ingredientes de la salsa estarán completamente integrados.
  3. Por último pasa la salsa yakisoba casera a un tarro o botella, preferentemente de cristal; cuando se haya enfriado por completo, tapa el recipiente y resérvala en la nevera hasta que vayas a utilizarla.

Como ves, la receta de la salsa yakisoba es muy fácil y rápida de hacer; en tan solo unos minutos podrás disfrutar de una mezcla de sabores única.

Receta con salsa yakisoba

Ahora que ya sabes cómo preparar salsa yakisoba, seguro que querrás usarla en tu cocina. Pese a que la yakisoba es una salsa extremadamente versátil, hemos querido seleccionar una de las recetas más populares que la incluyen entre sus ingredientes: fideos yakisoba (tallarines fritos).

Tallarines yakisoba

Este plato comparte nombre con la salsa yakisoba, ingrediente que resulta clave en el sabor final de estos fideos fritos. En Japón es común encontrar tallarines yakisoba en los puestos cerca de las universidades y estaciones de tren; y es que, es considerado un manjar cuya sencillez no le resta protagonismo al plato.

Ingredientes:

  • Salsa yakisoba.
  • 2 paquete de fideos soba secos.
  • 200 gramos de beicon, ternera o cerdo.
  • 150 gramos de gambas pequeñas.
  • 2 zanahorias.
  • 1/4 de repollo.
  • Un puñado de setas shiitake.
  • 1 vaso de agua.
  • Aceite para freír.
  • Semillas de sésamo.
  • Aonori y beni-shoga (para decorar).

Además de estos ingredientes, la receta de tallarines fritos con salsa yakisoba admite muy bien todo tipo de verduras y setas. El bambú y las algas nori también son ingredientes bienvenidos a este plato típico japonés.

Preparación de la receta de tallarines yakisoba:

  1. Lo primero que debes hacer es lavar y preparar los ingredientes que se añadirán a los fideos o tallarines. Corta las verduras, las setas y la carne en forma de tiras delgadas y pequeñas; de esta forma los componentes del plato se mezclarán entre sí con mayor facilidad.
  2. A continuación, pon un wok o sartén grande a fuego medio bajo con un chorrito de aceite. Saltea todos los ingredientes que incluye la receta excepto los fideos. Comienza salteando los ingredientes que precisan más tiempo de cocción y deja las gambas y las semillas de sésamo para el final.
  3. Una vez salteados, reserva todos los ingredientes en caliente. Tápalos en una fuente de cristal o colócalos en un recipiente con tapadera.
  4. Limpia los posibles restos que hayan quedado en el wok o sartén e incorpora el agua. Cuando el agua comience a hervir, añade los fideos yakisoba enteros.
  5. Espera durante unos segundos y dale la vuelta al bloque de fideos secos. Tapa y dejar cocer a fuego fuerte, removiendo de vez en cuando hasta separar los fideos. Evita romperlos demasiado.
  6. Cuando el agua reduzca, incorpora la suficiente salsa yakisoba y remueve. Lo ideal es que todos los fideos queden perfectamente impregnados en salsa, pero puedes adaptar la cantidad de salsa utilizada al gusto.
  7. Baja la potencia del fuego y añade los ingredientes reservados. Mezcla todos los ingredientes y retira del fuego.
  8. Vierte en una fuente y decora opcionalmente con una pizca de aonori y beni-shoga. Sirve caliente.

Tal y como te comentábamos algo más arriba, la versatilidad de la salsa yakisoba la ha convertido en protagonista de multitud de platos de estilo japonés. Sin embargo, esta salsa no solo te servirá para elaborar la receta japonesa de turno, sino que acompañará cualquier tipo de ensalada, pasta o arroz que decidas hacer en casa.

En general podrás utilizarla en platos salteados, revueltos y como condimento de verduras crudas de cualquier tipo; también aportará un toque de originalidad a cualquier tipo de mariscos e incluso pescados blancos, y para los paladares más atrevidos, la salsa yakisoba resultará perfecta para rociar frutas tropicales como la piña o el mango. Una salsa que acompaña muchos de nuestros platos así que si pides sushi a domicilio  en cualquiera de nuestras franquicias de comida japonesa ¡podrás saborearla!